¡Al cole! Carta de Leo para los niños

Queridos niños y niñas:

El otro día, como por arte de magia, desaparecisteis de los parques y me asusté. Pensé que algún malvado os había secuestrado y sobrevolé las calles buscando y buscando. No os encontré.

Al día siguiente me desperté muy temprano y entonces os vi. Llevabais unas maletas pequeñas, así que pensé que os estabais yendo todos de viaje. Os echaría tanto de menos, me gustaba veros jugar... De pronto me di cuenta de que todos entrabais en unos grandes edificios, pero soy tan grande que no pude entrar. Así que miré por las ventanas y os vi sentados, felices, escuchando las cosas que os contaba un mayor.

Mis amigos me han tranquilizado. Me han contado que habéis comenzado el cole y que igual que a mí me enseñó el Rey a leer, a vosotros os enseñarán muchas cosas vuestros profesores.

¡Qué suerte tenéis!